h1

Conic Hill o cómo no descansar en tu día de descanso

octubre 1, 2016

Buenos días mis queridísimos tres lectores.  Hoy voy a escribir algo en el blog,  me da igual que me digáis que no tengo constancia o que os importa menos que la crisis de la patata en el siglo quince, porque resulta que el blog es mío y puedo hacer lo que quiera con él,  un poco como el pp con RTVE. La única minúscula diferencia es que esto lo van a leer cuatro personas incluyendo a un señor canadiense despistado (que sé que entran porque lo veo en las estadísticas) y TVE la ve mucha gente y pasa lo que pasa…Pero eh, que esta entrada no va de política que si no tendría que cambiar el café por cuatro tilas y buscarme un seudónimo guapo así a lo barbi japuta,  aunque ese no puede ser porque ya está pillado y porque yo siempre me he parecido más a una muñeca chochona de esas que regalaban en las tómbolas…

En fin,  a lo que iba,  que hoy voy a hablar de senderismo, porque soy una cualificadísima y experimentadísima experta en senderismo de montaña desde hace por lo menos siete… horas. Nah,  eso es una excusa,  la realidad es que me he ido sola a subir una montañita y todo lo que casco de normal pues se ha quedado ahí reprimido y hay que soltarlo por alguna parte… Mini resumen modo telegrama y para los que hayan entrado pensando que esto iba de senderismo de verdad :

  • Donde? Conic hill,  desde Balmaha a orillas del lago Lomond.
  • Cómo llegar? Si eres otra loser sin coche,  desde Edinburgh o Glasgow tren a Balloch y de ahí el bus 309 a Balmaha.  Todo por menos de 20£ ida y vuelta.
  • Ruta: vete a walkhighlands que te lo explican muy bien… http://www.walkhighlands.co.uk/lochlomond/conic-hill.shtml

La razón por la que me fui es que me quedaba un día de vacaciones que tenía que coger forzosamente (oh,  no…) y eso de quedarse en casa descansando era muy mainstream para mí,  además que los que me conocéis sabéis que en las últimas dos semanas no me he quejado de cansancio y falta de sueño más de 97 veces… Así que decidí irme a una montañita de esas que los blogs de senderismo llaman familiares.  Perdonad la expresión pero familiares los cojones, a menos que seas hija de un montañero y una cabra montesa.  Aunque siendo sincera no es de las difíciles,  la he subido yo en baja forma,  con sinusitis,  un tobillo hinchado y la tensión baja… Os cuento, y como soy muy profesional voy a dividir mi descripción del sendero en fases:

Fase 1.  The woods

Mis primeros metros han sido en plan “qué bonito todo , qué bosque tan mágico, que relajante el canto de los pájaros…”.  Modo princesa Disney total.  Cuando he visto a lo lejos un trozo de cielo entre el bosque me he dicho “Uy,  ya he llegado,  pues sí que era fácil”.  Y tres pasos más adelante la he visto.  La montañ(it)a.

PENTAX DIGITAL CAMERA

The woods. O cuando la tierra aún era llana.

 Fase 2. The stairs

Escaleras.  Escaleras. Parada para enrollar la lengua que iba colgando.  Más escaleras.

 

balmaha-30-09

No es la misma escalera dos veces, es que media montaña es así. Que ya puestos qué les costaba haberlas hecho mecánicas, digo yo.

 

 

Fase 3. The ridge  

La subida,  como su propio nombre indica,  era cuesta arriba.  Lo cual es una pena porque lo suyo es ir mirando hacia abajo.  Las vistas en esta fase son ALUCINANTES. Esto es debido a que justo por aquí atraviesa una falla geológica, la falla de las Highlands, que va desde la isla de Arran hasta Stonehaven. Dos placas tectónicas chocaron aquí entre hace unos 530 y 400 millones de años y separó las tierras altas de las tierras bajas. Las islas que veis en la foto de abajo son producto de estos movimientos tectónicos y muestran exactamente por donde discurre esa falla. Y después de la clase de geología gratuita que me he marcado vuelvo a lo mío. Todo era tan bonito que te esperas que aparezca delante una frase de Paulo Coelho.  Sientes lo pequeña que eres y la comunión con la naturaleza y todo eso que se dice de los sitios verdes, ya sabéis. Y si no me creéis pues haber subido vosotros, ea.

PENTAX DIGITAL CAMERA

¿Veis esas islitas que van por en medio que parece que hacen un caminito? Pues ahí está la falla.

Fase 4. The ascension

Más paisaje impresionante, más conexión con el universo y tal…. Lo que no he sentido es conexión divina ni nada de eso,  pero debe ser porque yo iba pensando que si dios existiera estas cosas se verían desde abajo,  ahí,  facilico,  donde las rodillas no te vayan haciendo crack crack.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Ooooooooooh. Y lo traduzco al inglés también: awwwwwwwwww!

Fase 5. The summit.

Esta parte no hace falta que la hagáis. Ya está, ya lo he dicho. Hay niebla,  llueve,  no se ve nada que no se vea más abajo y el suelo es,  como dicen aquí,  scrambled.  Que traducido es “ten cuidao por donde pisas,  criatura!”  Al llegar he intentado hacerme un selfie pero las inclemencias del tiempo y la falta de palo han hecho que mi logro no haya quedado inmortalizado para la posteridad.

Fase 6. Going down.

Aquí lo he pasado un poco mal y no os voy a engañar,  que yo he subido el último pico porque ya que estamos aquí hemos venido a jugar pero con ese tiempo… Puess esta fase no la he disfrutado.  Puede que influya el hecho de ir pensando que un mal paso en una de esas piedrecillas y te llevas el récord de haberte hecho la croqueta más larga del mundo.  Que visto así, como epitafio no queda mal…

Fase 7. West Highland Way.

A mí la niebla no es una cosa que me encante para descender montañas rocosas así que como el camino por el que había subido estaba cubierto de niebla pues decidí ir hacia el otro lado, que si hay camino a algún sitio tiene que llegar,  ¿no?. Y qué mejor plan que explorar un camino que no has visto en tu vida bajo lluvias torrenciales y sin cobertura. Que luego si a mí me pasan cosas pero es solo porque tengo mala suerte, que conste. Llovía,  mucho.  Sin embargo a las ovejas parecía no importarles y las tenías ahí mirándote con esa cara de estúpidas felices que tienen las ovejas, con su hierbecilla como si comieran palomitas, como si ellas no les estuviera cayendo encima lo mismo que a ti…

Alguna gente me recomendó comprar pantalones impermeables pero debido a la nueva política de tallas de Decathlon y a que yo soy muy de pensar que no va a llover hasta que llueve, pues me fui de montañera con unas mallas del Primark.  A los 35 litros caídos encima esas mallas no eran mi segunda piel porque directamente eran parte de mí, se habían fundido con mi carne, habían sido reabsorbidas por mi epidermis junto con los 35 litros de agua y los que seguían cayendo… En fin,  el su defensa decir que a los 5 minutos de parar de llover se han vuelto a materializar como mallas y además estaban secas.

Fase 8. More West Highland Way

Después de abandonar a las ovejas y caminar unas dos horas y media sin ver otro ser vivo ambulante o presencia humana alguna te empiezas a plantear si no deberías haber vuelto por donde viniste, pero cómo yo atendía en clase y sabía que la tierra era redonda decidí seguir adelante. Mi perseverancia y mis tres ampollas fueron recompensadas al final con la aparición de un campo con vacas. Ya se sabe qué donde hay vacas hay humanos y donde hay humanos más tarde o temprano pasan autobuses.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Aquí en Escocia las vallas están infravaloradas o la capacidad humana para correr delante de una vaca demasiado sobrevalorada, una de dos.

Fase 9. Milton of Buchanan

Por fin, un pueblo. Cuatro casas, una iglesia y una escuela. Y aunque parezca increíble, una parada de bus donde el próximo pasará dentro de solo tres horas y media…yaaay! Con todas las cosas que puedes hacer en este pueblo, como, por ejemplo, abandonarlo y volver caminando de nuevo a Balmaha…Que tampoco es muy grande pero al menos hay cosas atractivas como un lago y baños públicos.

PENTAX DIGITAL CAMERA

¡Ahí he subido yo! Y necesito un palo que las fotos de cerca no me quedan bien.

 

Fase 10. Balmaha

Pueblo pequeñito, pintoresco y precioso. Cómo casi no había caminado ese día decidí hacer otra ruta alrededor del lago y ni yo ni mis cuatro ampollas ni mis agujetas de 12 kilómetros nos arrepentimos. Broche de oro para mi etapa senderista amateur y para una larguísima entrada. Se siente, es que he estado muchas horas callada 😛

PENTAX DIGITAL CAMERA

Loch Lomond desde Balmaha. FIN.

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Hey, enhorabuena, has hecho media etapa del camino de Santiago. Pagaría muchas libras por leer una crónica tuya del camino entero y también por que hablases en profundidad de la crisis de la patata del S. XV. Las fotos no las puedo ver porque estoy desde el móvil y no cargan, pero seguro que están muy chulas.


  2. Me meo contigo. Que pena que escribas de higos a brevas porque me encanta leerte. Un besito, y por cierto he cogido la indirecta de que necesitas un palo selfie 😉



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: